La pérdida auditiva es uno de los riesgos laborales más frecuentes

oido

Algo más de un 30% por ciento de los trabajadores españoles muestran una pérdida auditiva, de hecho hasta un 56 por ciento de las recomendaciones sobre el puesto de trabajo que se hacen a los trabajadores en los reconocimientos están relacionados con la protección auditiva, según un informe realizado por la Sociedad de Prevención de Fremap.

“El resultado de las audiometrías realizadas nos confirma que muchos trabajadores presentan deficiencias de audición en alguno o en ambos oídos causadas, probablemente, por estar sometidos a un ruido excesivo en su puesto”, explica el director del área de Medicina de Trabajo de Prevención Fremap, José Manuel Gómez López.

En este sentido, Gómez López explica que “el objetivo de esta investigación es conocer el estado de salud de los trabajadores y, de este modo, concienciar a la sociedad y a las empresas de la utilidad de realizar reconocimientos médicos periódicamente para llevar una vida más saludable”.

La mayor parte de las recomendaciones que se hacen a los trabajadores en los reconocimientos (un 56%) están relacionados con la protección auditiva. En cuanto a los análisis de audición realizados durante el pasado año, se realizaron 702.990 audiometrías, de las que un 32,58% dieron un resultado anormal en la exploración, lo que significa que esas personas han tenido una pérdida auditiva.

Para el Dr. Gómez los problemas de audición son uno de los riesgos más frecuentes a los que están expuestos los trabajadores: “El resultado de las audiometrías realizadas nos confirma que muchos trabajadores presentan deficiencias de audición en alguno o en ambos oídos causadas, probablemente, por estar sometidos a un ruido excesivo en su puesto. El límite recomendable en un entorno laboral no debe de superar los 80 decibelios (A) y en muchos casos nuestros técnicos detectan que una gran parte de los centros de trabajo están por encima de ese rango, lo que puede causar lesiones en el oído.”

La exposición durante ocho horas diarias a ruidos por encima de 85/90 dB es peligrosa para el oído. Si la exposición no es continuada el oído es capaz de recuperarse después de unas horas lejos de esos niveles, pero tras más de 12 meses en los que el trabajador está expuesto permanentemente a esos niveles de ruido, la recuperación no es completa, ya que daña las células ciliadas de la cóclea, parte del oído interno, lo que podría llegar a provocar incluso sordera.

Otro de los factores destacados en el estudio son las alteraciones en la visión de los trabajadores: un 22% tenían problemas de visión (presbicia, astigmatismo o miopía), a pesar de que el 52% de los analizados tenían la agudeza visual corregida.

De los 812.000 reconocimientos médicos laborales que realizó Prevención Fremap en 2014, el 85% eran de tipo periódico, un 11% por inicio del trabajo, un 1,1% por embarazo, un 0,6% por retorno al trabajo tras una baja y solo un 0,1% por cambio de puesto de trabajo que exija una revisión de las aptitudes.

El 95% de los trabajadores fueron considerados APTOS para desempeñar sus funciones y el 5% restante fue declarado “apto con limitaciones”, “incompleto no valorable”, “no apto temporal”, etc. y solo un 0,08% fue declarado “NO APTO”.

Tomado de: Prevention World

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CONTACTENOS

No estamos en todo momento. Pero usted puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?