Aplicación de la Ergonomía Integral

48af12bea396b2379597aae538c77dcb6bfd1564

Vivimos en una sociedad de 24 horas / 7 días donde el que más y el que menos carga con una mochila de viaje repleta de estrés, cansancio, obligaciones y compromisos. Y con esa carga en nuestra espalda nos empeñamos en hacer malabares con la vida laboral, personal y social, haciendo planes que abarcan más de 24 horas al día.

Una de las consecuencias que tiene esta situación sobre la salud, que tiene una relación directa con la incidencia de LME, es que estamos tan aturdidos que hemos dejado de escuchar a nuestro cuerpo. De la misma forma que comemos cuando tenemos hambre o nos abrigamos cuando tenemos frío, deberíamos aprender a ser capaces de identificar cuándo estamos tensos muscularmente para prevenir LME.

Cualquier intervención orientada a la reducción de los factores de riesgo de origen laboral, en concreto los ergonómicos, y la prevención de las posibles enfermedades que se derivan, debe empezar por una correcta adecuación de los diferentes elementos de trabajo (mobiliario, equipos y maquinaria, etc.), así como del entorno donde se desarrolla la tarea (iluminación, ruido, etc.). Pese a esto, en muchos casos, si la mejora de las condiciones de trabajo no viene acompañada por una correcta formación de los trabajadores, estas medidas pueden resultar totalmente ineficaces. Un claro ejemplo de esta situación se da, según nuestra experiencia, en muchos puestos de trabajo en oficinas, donde se dispone de los elementos adecuados para desarrollar la tarea ante el ordenador (silla y mesa con las especificaciones indicadas por la normativa de pantallas de visualización, equipos informáticos de última generación, etc.), pero en los que se observa que habitualmente no se hace un uso correcto de los mismos o bien se adoptan hábitos posturales incorrectos. Ello comporta que se manifiesten molestias y lesiones a nivel musculoesquelético o visual entre los trabajadores.

ESTUDIO ERGONÓMICO

A continuación, se presenta un programa ergonómico que persigue un abordaje integral en la mejora de las condiciones de trabajo de los usuarios de ordenador: desde la configuración espacial del puesto, hasta el uso de los elementos de trabajo y los hábitos posturales adoptados a nivel individual.

Este estudio se desarrolló en un colectivo de trabajadores de una empresa radiofónica que engloba un grupo de emisoras con más de 360 personas en plantilla, contando con el asesoramiento de técnicos en ergonomía de MC MUTUAL.

Fases del estudio

El programa de sensibilización en ergonomía se llevó a cabo en un grupo de 45 trabajadores usuarios de ordenador (Departamento de Informativos, Documentación, etc.). Concretamente, los criterios seguidos a la hora de escoger la muestra fueron los de máxima frecuencia, duración de la exposición y nivel de atención ante el ordenador.

Los objetivos fundamentales del programa fueron los siguientes:

  • Mejorar la distribución y el uso de los elementos propios de trabajo con el ordenador.
  • Conseguir que los trabajadores adopten unos hábitos de trabajo saludables.
  • Reducir posibles molestias musculoesqueléticas o visuales entre el colectivo estudiado.

A lo largo del estudio se realizaron distintas actividades distribuidas en las siguientes fases:

Fase 1: Valoración inicial de la sintomatología relacionada y las condiciones del puesto

En esta fase se recogió información sobre las características y distribución de los elementos de trabajo a fin de conocer las condiciones existentes. También se aplicó un cuestionario inicial a los trabajadores con objeto de identificar la posible sintomatología musculoesquelética y visual.

Fase 2: Sensibilización de los trabajadores y asesoramiento sobre la adecuación del puesto

Se realizaron sesiones de sensibilización a los trabajadores sobre la correcta adecuación de los puestos de trabajo y pautas saludables. Para ello se empleó el CD interactivo diseñado por MC MUTUAL: ¡En forma frente al ordenador!, el cual consta básicamente de los siguientes apartados:

  • Recomendaciones ergonómicas con objeto de que el usuario pueda configurar correctamente los diferentes elementos del puesto (mobiliario y equipo informático).
  • Ejercicios de comprensión de cada apartado.
  • Tabla de ejercicios físicos específicos para el trabajo con ordenador.
  • Posibilidad de instalar un temporizador de ejercicios y salvapantallas con consejos ergonómicos.

 

Fase 3: Sesiones de ejercicio físico orientados a los usuarios de ordenador

Se realizaron tres sesiones de ejercicios de estiramiento específicos para el trabajo ante el ordenador, con la supervisión de un fisioterapeuta, incluyendo un asesoramiento personalizado sobre hábitos posturales laborales y extralaborales, así como la ampliación de la tabla de ejercicios según la problemática de cada trabajador

Fase 4: Valoración final de la sintomatología relacionada

Al finalizar la intervención, se aplicó de nuevo un cuestionario a los trabajadores para recoger información sobre las molestias musculoesqueléticas y visuales, así como el grado de satisfacción y aplicación de los contenidos impartidos (ejercicios y hábitos posturales).


Eficacia de los resultados

En cuanto a los datos generales de los participantes en el programa, hay que destacar que dos terceras partes eran mujeres. La media de edad era de 38 años y la antigüedad media en la empresa de 12,7 años. La duración media de permanencia delante del ordenador era de 7 horas por jornada de trabajo.

 

Tomado de: http://www.estrucplan.com.ar

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CONTACTENOS

No estamos en todo momento. Pero usted puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?