Algunos contaminantes doblan el riesgo de hipertensión en personas con sobrepeso

DATA_ART_905091

Una investigación liderada por la Universidad de Granada (UGR) y el Instituto de Investigación Biosanitaria ibs.Granada ha demostrado que existe una relación entre la exposición a niveles altos de ciertos contaminantes orgánicos persistentes (COPs) en las personas obesas y su riesgo de desarrollar hipertensión, independientemente de otros factores como la edad y el consumo de tabaco o alcohol.

Este hallazgo está enmarcado en un estudio más amplio denominado GraMo,en el que participaron voluntariamente más de 300 pacientes de ambos sexos que durante los años 2003 y 2004 iban a ser operados en dos hospitales de la provincia de Granada: Hospital Universitario San Cecilio de Granada y Hospital Santa Ana de Motril.

Todos los participantes donaron muestras de sangre y grasa, donde se analizó la exposición acumulada a varios plaguicidas y compuestos industriales, conocidos como contaminantes orgánicos persistentes (COPs), debido a su gran resistencia a la degradación.

Transcurridos 10 años desde el reclutamiento, se registraron las enfermedades diagnosticadas a cada participante durante este período. Los resultados han sido publicados recientemente en la revista Environmental Research.

Los resultados obtenidos demostraron que los COPs asociados con la hipertensión incluyen el hexaclorobenceno, un antiguo fungicida que actualmente se libera en procesos industriales; β-HCH, compuesto relacionado con el plaguicida lindano, que fue ampliamente usado en la agricultura y en productos de higiene personal; y tres bifenilos policlorados (PCBs), usados en diversas aplicaciones industriales como transformadores eléctricos, aislantes o en líquidos de intercambio de calor.

Es importante destacar que el uso de todos los compuestos mencionados está actualmente prohibido en España. Sin embargo, la población de estudio presentaba residuos de alguno de ellos en su organismo, ya que son muy resistentes a la degradación“, explica el autor principal del trabajo, el investigador de la UGR Juan Pedro Arrebola.

Además, todavía existen PCBs en equipos industriales obsoletos y en ciertos edificios antiguos, además de plaguicidas obsoletos almacenados en depósitos que en muchas ocasiones no cumplen las normas de seguridad, por lo que continúa liberándose al medioambiente.

 

Tomado de: agenciasinc.es

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CONTACTENOS

No estamos en todo momento. Pero usted puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?